A contracorriente I: Con la Iglesia hemos topado

Los mensajes homófobos

“La fe cristiana es la adhesión a una persona, Jesús de Nazaret, una llamada a seguir sus pasos, a realizar sus gestos, a liberar al ser humano de sus limitaciones, no a seguir unos dogmas anacrónicos ni unas reglas obsoletas e inhumanas que nada tienen que ver con la vida”, define Mudejarillo. “Quien lea cualquier párrafo del Evangelio verá que un homófobo está muy lejos de la práctica de Jesús”.

Mudejarillo asegura que vive con su pareja desde hace veintitrés años, y se casó hace ocho años, justo cuando se aprobó la ley del matrimonio igualitario en España. En su opinión,  “el matrimonio es una comunidad de amor que podrá o no tener descendencia… descendencia que puede o no darse, tanto en un matrimonio heterosexual, como en uno homosexual”.

Por ello, rechaza las declaraciones realizadas por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, cuando argumentó su oposición al matrimonio entre personas del mismo sexo basándose en que “no perpetúa la especie”.

4830953743_734e4de485_z

Cristianos LGTB se manifiestan en Madrid (fotografía CC de Ángel Rodríguez-Rey)

Tampoco sería comprensible bajo este prisma “la militancia del papa Bergoglio contra el matrimonio igualitario”. Francisco I ha hablado recientemente de la existencia de un’ lobby gay’ en el interior de la jerarquía del Vaticano.

“Este tema del “lobby gay” no es sino una estrategia de determinados círculos vaticanos muy tradicionalistas con la intención de buscar un “chivo expiatorio” al que cargar con las culpas de una institución que hace aguas por todas partes”, opina Mudejarillo. “Es también  una forma simplista y malintencionada de “explicar” uno de los episodios más obscenos y negros de la Iglesia Católica, como es el de los abusos sexuales y pederastia, que se ha dado tanto con niños como con niñas”.

El gestor de Cristianos Gays califica de “homófobo, asfixiante e intransigente” el pontificado del anterior Papa, Benedicto XVI, y afirma que, a menudo, las grandes órdenes religiosas, como los franciscanos, los jesuitas o los dominicos “tienen que hacer equilibrios entre un mundo que cambia y un Vaticano que avanza a paso de elefante”.

Leer más

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s